Taller DIY- Contorno de ojos antienvejecimiento

8.2 diy ojos

En casa me encanta utilizar el mínimo de productos necesarios para el cuidado de mi piel y cabello, pero de vez en cuando me gusta probar nuevos productos y nuevas recetas. Esta vez me invitaron a un taller de Cosmética Natural y Bio para un DIY contorno de ojos antienvejecimiento. Me gusta asistir a talleres ya que siempre se aprende algo nuevo con los profesionales del sector, aunque a veces me sienta abrumada con la cantidad de productos o utensilios a utilizar.

Par este contorno de ojos utilizamos ingredientes básicos como el aloe vera, un hidrolato, aceite de jojoba o de argán y benzard (un conservante natural).

El aloe vera es un producto muy versátil, yo lo utilizo para múltiples aplicaciones: aliviar la piel tras quemaduras de sol, como hidratante, como fondo para mantener el maquillaje, en preparaciones cosméticas, etc. En este caso su uso es necesario para crear un efecto tensor tras su aplicación sobre la piel sensible de alrededor del ojo, también es importante saber que contiene vitaminas y aminoácidos que ayudan a hidratar la piel, iluminarla y tonificarla, dando como resultado una piel más firme.

Como hidrolato en este caso vamos a utilizar el de rosa, que está especialmente indicado para pieles maduras (para luchar contra las arrugas), si tenéis los ojos sensibles el de Lavanda sería más indicado. Como ya os expliqué en un post anterior los hidrolatos se crean durante el proceso de destilación de los aceites esenciales, son el vapor de agua que surge de dicho proceso y que contienen una pequeña concentración de las propiedades de la planta aromática destilada, que se termina condensando en un agua perfumada.

El aceite de jojoba es muy hidratante e indicado para pieles con tendencia acnéica, mientras que el de argán está indicado para pieles maduras, en esta receta también podéis escoger el que más os apetezca, también os recomiendo el de aguacate sobretodo en invierno ya que es mucho más denso e hidratante.

El benzard es un ingrediente que podéis encontrar donde compréis vuestros aceites vegetales o esenciales, se trata de un conservante natural para darle una vida más larga al producto, si no lo encontráis simplemente acordaros de guardar el producto en la nevera para una conservación optima (1 mes en la nevera, 1 mes fuera de la nevera si añadís el conservante)

Para esta receta necesitaréis una báscula de precisión:

Ingredientes

6,7 gramos de Aloe Vera

2,8 gramos de Hidrolato de Rosa o de Lavanda

0,5 gramos de Aceite Vegetal de Jojoba, de argán o de aguacate

1 gota de Benzard

Recordad que al hacer un cosmético casero es muy importante que todo esté limpio y desinfectado para evitar la proliferación de bacterias y moho en vuestra preparación, tened a mano un bote con aplicador en spray lleno de alcohol y rociad vuestros utensilios (necesitaréis un recipiente pequeño de plástico para hacer la mezcla y un mini fuet o cucharita para removerla).

Para empezar, rociaremos los utensilios con alcohol y los secaremos con un papel. Primero deberéis añadir el aloe vera en vuestro recipiente, seguidamente el hidrolato y mezclar muy bien. Después deberéis añadir el aceite vegetal y mezclar otra vez hasta que la mezcla quede homogénea. El último paso sería agregar una gotita de Benzard, mezclar bien otra vez y transferir esta mezcla dentro de un pequeño roll on (en farmacias podéis encontrar) o en un botecito pequeño como los de gloss de labios, por ejemplo.

¿Hay alternativas a esta receta? Por supuesto, para hidratar la piel sensible del contorno de ojos el aceite de rosa mosqueta es muy aconsejable, contiene muchas vitaminas y tiene un alto poder antioxidante. Como solución para salir de noche después de una dura jornada os recomiendo también la clara de huevo, tan solo tenéis que poner unas gotitas alrededor del contorno de ojos, dejar secar y pasar un pañuelo impregnado en agua cuidadosamente para quitar el exceso de clara. La clara de huevo es un gran tensor, va a durar unas horas así que podéis rellenar un roll on para el resto de la noche y recordar sobretodo que se trata de un solo uso así que después habrá que limpiar bien el roll on.

¡Espero que os haya gustado este DYI, hasta la próxima!

Receta golosa de trufas de alubias rojas

7.3trufaIII

Cuando me apetece picotear un poco de chocolate siempre miro por la nevera si todavía me queda alguna trufita de alubia roja. Una versión más sana y vegana de las típicas trufas y que van a gustar a grandes y pequeños ya que las podéis personalizar a vuestro gusto. Su textura es la misma y el sabor a cacao es intenso al mezclarse con la alubia roja que tiene un regusto dulzón.

7.3trufaISe trata de una receta muy sencilla y rápida de realizar, tan solo tenéis que tener en cuenta que si utilizáis alubias rojas secas deberéis ponerlas a remojo unas 12 horas antes de hervirlas (cuantas más horas las tengáis en remojo antes de su cocción más fácil será su digestión después, cambiarles el agua también facilita este proceso).

Las alubias rojas tienen un alto contenido en hierro, también contienen zinc, que aumenta nuestras defensas y refuerza el sistema inmunitario, al ser ricas en fibra también evitan el estreñimiento y sacian el apetito.

Os dejo la receta a ver que os parece:

Ingredientes

100 gramos de alubias rojas secas (250 gramos si ya están cocidas)

3 cucharadas soperas de miel

4 cucharadas soperas de cacao (sin azúcar)

1 pizca de sal

Una vez las alubias rojas estén cocidas hay que dejarlas enfriar, mezclarlas junto con los demás ingredientes y pasarlas por la minipimer (o termomix). Hay que ir con cuidado, ya que se trata de una mezcla bastante consistente así que hay que ser pacientes y remover con cuidado para que la minipimer no se caliente. Una vez tengamos la masa lisa y los ingredientes bien mezclados, coger la cantidad que creáis conveniente para cada trufita y haced bolitas.

Ingredientes para la cobertura

100 gramos de chocolate negro mínimo al 70% de cacao

1 cucharada sopera de agua

Derretir el chocolate negro junto con una cuchara sopera de agua.

Coger las bolitas de las trufas (yo utilizo unos palillos chinos) y bañarlas en el chocolate negro. Dejar enfriar en la nevera. Antes de probarlos dejarlos fuera de la nevera un ratito.

Para personalizar vuestras trufas tenéis muchas opciones, para niños a mi me gusta utilizar el chocolate de la cobertura de colores 7.3trufaII(contiene más azucares y colorantes pero bueeeeeeno….) también podéis recubrir con coco rallado justo después de haber recubierto las trufas con chocolate o también para niños con fideos de azúcar, o bien mezclar en la masa de la trufa trocitos pequeños de naranja confitada…. Como veis las posibilidades son infinitas.

¡Espero que os guste! El sabor os va a sorprender seguro.

Los aceites esenciales 1a parte

6.1Aceites esenciales

Como ya vimos en la entrada de Introducción a la cosmética natural y sus productos, Los aceites esenciales, a pesar de su nombre, no son cuerpos grasos ni vitaminas, los aceites esenciales son la destilación de ciertas partes de plantas aromáticas donde se acumulan sustancias relacionadas con el sistema inmunitario de la planta. Se trata de un producto liquido donde encontramos moléculas aromáticas concentradas al 100%. Los aceites esenciales se utilizan como activos cosméticos y se suelen añadir a los aceites vegetales o demás productos para darles valores añadidos (en una concentración de un 1% ya que se trata de productos muy concentrados). La mayoría de ellos deben diluirse en su utilización cosmética, aunque algunos de ellos como producto de auxilio puede incorporarse puros sobre la piel (1 o 2 gotas y no todos ellos). Dentro de la misma categoría podemos encontrar las esencias, se trata de los extractos que provienen de los cítricos, utilizados mayormente para mejorar los estados de ánimos y afrontar miedos y perdidas.

A continuación, os voy a dar un listado de los aceites esenciales más versátiles del mercado, su uso cosmético y medicinal os pueden ayudar a mejorar productos cosméticos, cremas, jabones, mascarillas… o pueden aliviar pequeños síntomas molestos como picor tras una picadura de insecto o un granito.

Lavande Fine, Officinale, Vraie

Podríamos decir que se trata de la reina de los aceites esenciales, entre sus distintos usos cabe destacar:

  • Relajante e inducidor de un sueño reparador, podemos utilizar un difusor de aroma 30 minutos antes de meternos en la cama para aromatizar nuestra habitación o bien añadir una gota sobre la almohada para facilitar un sueño profundo.
  • Calma los picores de picaduras de insectos y de quemaduras, tan solo hay que añadir una gota sobre la zona afectada y masajear. Sobre picaduras de insectos tiene un efecto inmediato, alivia el picor y la inflamación desaparece para no volver a salir.
  • Cicatrizante, utilizada pura sobre la piel o mezclada con un aceite vegetal (el aceite vegetal de rosa mosqueta es el más adecuado para la atenuación de cicatrices), masajear sobre una zona a cicatrizar ayudará a que la herida sane más rápido y sin marcas, o bien atenuará cicatrices antiguas.
  • Contra el ataque de los piojos, una gota detrás de cada oreja antes de ir al cole en época de piojos es un gran aliado para alejar estos bichitos, también se puede utilizar el aceite esencial de Lavandin.
  • A nivel psíquico, respirar su aroma (podéis utilizar un difusor de aroma o bien poner una gota en el interior de vuestra muñeca) es un buen antidepresivo y ayuda sobre todo a recuperarse mentalmente tras una operación quirúrgica.

Ravintsara

El aceite esencial de Ravintsara es conocido como la hoja para todo, tiene como la Lavanda múltiples usos:

  • Estimula fuertemente el sistema inmunitario, en época de gripes o la vuelta al cole, una gota en el interior de la muñeca estimula el sistema inmunitario.
  • Previene las infecciones virales (sobre todo las enfermedades relacionadas con nariz y garganta) y también tiene una actividad antibiótica, simplemente hay que diluir en un aceite vegetal y aplicar sobre pecho, baja espalda e interior de las muñecas.
  • A nivel psíquico, es un aceite esencial tónico y positivante, tan solo hay que respirar su aroma (podéis utilizar un difusor de aroma o bien poner una gota en el interior de vuestra muñeca)

Tea Tree

Es un aceite esencial muy conocido, fácil de conseguir y económico, es conocido como el gran limpiador y algunos de sus usos son los siguientes:

  • Es un excelente desinfectante, para hongos (se puede frotar en estado puro un par de gotas entre los dedos de los pies tras una aparición de hongos), contra los granitos (se puede mezclar con una crema hidrante como regulador del exceso de sebo y como prevención a la aparición de granitos o bien con un aceite, aunque también lo podemos usar en estado puro (una sola gotita mañana y noche) sobre ese granito enorme que está a punto de salir o bien que ya ha aparecido
  • Desinfectante bucal y blanqueador de dientes, una gota dentro de un vaso de agua y lo podremos usar como alternativa al enjuague bucal, notaréis enseguida una sensación de frescor y limpieza. También podéis usar una gota en vuestro cepillo de dientes, no solo desinfectareis vuestra boca, sino también el cepillo.
  • También podemos usarlo en nuestra lavadora, el tea tree lucha contra los ácaros y tiene una acción antibacteriana, tan solo hay que añadir una gota junto con el jabón de la lavadora. Hay que poner atención a la temperatura de lavado, sobre los 35-40 grados las moléculas de los aceites esenciales se degradan, es por ello que el difusor de aroma debe ser para uso de aceites esenciales y que no caliente demasiado.

Existen muchos más aceites esenciales que iremos conociendo poco a poco. Dependiendo de vuestras necesidades veréis que con unos pocos evitareis comprar múltiples productos, ya que son muy versátiles y más aún combinados con aceites vegetales, bicarbonato de sodio, miel…

Exfoliante de cuerpo y rostro

4.2exfo

Para empezar con mis recetas naturales para una piel cuidada y sana, me gustaría compartir con vosotros un exfoliante de rostro y otro de cuerpo. Cuando cuidamos nuestra piel no debemos olvidar exfoliarla una vez por semana para eliminar pieles muertas, reactivar la microcirculación y en verano, conseguir un bronceado uniforme.

Para estas recetas utilizaremos sal, azúcar, bicarbonato de sodio y un aceite vegetal.

La sal y el azúcar las utilizaremos para exfoliar el cuerpo, la sal exfolia en profundidad, pero al eliminar la humedad presente en las células de la piel, la mezclaremos con azúcar para una exfoliación más suave. Asimismo, utilizamos el azúcar por su acción exfoliante a nivel químico, el azúcar contiene ácido glicérico, utilizado para tratamientos antiacné y antienvejecimiento, su acción radica en su introducción bajo las capas más dañadas de la piel quemando la capa superior y dejando así, una piel más suave y más lisa.

El bicarbonato de sodio lo utilizaremos como exfoliante para el rostro, sus micro gránulos no dañan la piel sensible del rostro, de ahí que para el cuerpo utilicemos gránulos de calibre mas grande como la sal o el azúcar, asimismo elimina la grasa y la suciedad de la piel, dejando así un rostro limpio y rejuvenecido.

Como aceite vegetal, para la piel del cuerpo podéis utilizar aceite de oliva, de coco o de almendras dulces, para la cara es más recomendable el aceite de argán para pieles maduras, el aceite de jojoba para pieles con tendencia grasa y el de albaricoque para todo tipo de pieles.

Exfoliante para cuerpo (1 solo uso)

2 Cucharadas soperas de azúcar

1 Cucharada sopera de sal

2 Cucharadas soperas de aceite vegetal

Simplemente hay que mezclar los ingredientes en un bol, veréis que la sal y el azúcar absorben el aceite vegetal, después de la ducha simplemente tendréis que masajear vuestro cuerpo con esta mezcla y una vez terminado, enjuagar con agua templada y secar con una toalla. Notareis la piel más suave por la acción exfoliante de la sal y el azúcar e hidratada por la acción del aceite que impregna la piel.

Exfoliante para rostro (1 solo uso)

1 Cucharadita de bicarbonato de sodio

1 Cucharadita de aceite vegetal

En un bol añadiremos la misma cantidad de bicarbonato de sodio y del aceite vegetal que hayamos elegido, en mi caso con una pequeña cucharadita de cada uno tengo suficiente para un uso. Hay que mezclar los ingredientes y después de lavar y desmaquillar el rostro, lo masajearemos con esta mezcla, después simplemente habrá que enjuagar con agua templada y secar con una toalla. Al haber integrado el aceite vegetal a la mezcla notarás tu rostro más suave e hidratado, así que no necesitarás añadir ningún otro cuidado hidratante a tu piel.

Son recetas muy simples y económicas, espero que os hayan gustado y que os atreváis a personalizarlas añadiendo diferentes aceites e incluso aceites esenciales.

Los aceites vegetales

1-3aceites

Los aceites vegetales los podemos utilizar para diversas funciones dependiendo de sus propiedades. Cada tipo de piel puede necesitar uno o varios, se pueden mezclar, podemos añadir aceites esenciales para personalizarlos o hidrolatos o incluso añadir gel de aloe vera para emulsionarlos y crear nuestras cremas.

Los podemos utilizar como cuidado de rostro y remplazar nuestra crema de día o de noche, como sérum debajo de nuestra crema, como desmaquillaste o como contorno de ojos. Sus múltiples usos nos permiten utilizarla como hidratante de cuerpo y algunos de ellos más específicos como fortalecedor de uñas, hidratante de cabello o bien como antiinflamatorios.

Un pequeño listado de los más conocidos y versátiles que podemos encontrar, recordad, tienen que ser naturales al 100% es decir, sin haber sido diluidos, provenientes de una primera presión en frio y a poder ser bios.

El aceite vegetal de almendra dulce

Es un aceite fácil de encontrar y uno de los más económicos, así que se puede utilizar como hidratante de cuerpo, simplemente hay que frotarlo contra nuestra piel al salir de la ducha, antes o después del secado eso depende de cada uno. Al ser comedón no se recomienda utilizarlo sobre la piel de la cara, ya que podría propiciar la aparición de granitos, aun así, la podemos utilizar como desmaquillante, simplemente hay que masajear una cantidad generosa sobre piel y ojos, quitar con un algodón o esponja de varios usos y después, para eliminarlo totalmente, pasar un algodón o esponja de varios usos impregnada en nuestro hidrolato de preferencia. En los bebes lo podemos utilizar como hidratante de cuerpo y muy importante, sobre las costras de lactancia que puedan tener, simplemente hay que masajear una abundante cantidad sobre la costra, dejar actuar durante media hora y después de darle un baño arañar suavemente la superficie con un peine para desenganchar la costra sin ningún esfuerzo.

El aceite de argán

Es el aceite anti envejecimiento por excelencia, protege la piel, es muy rico en vitaminas y antioxidantes. Se utiliza sobretodo como hidratante para el rostro antienvejecimiento, aunque es muy eficaz como tratamiento regenerativo sobre zonas con eccema o soriasis.

El aceite de jojoba

Se trata de una cera vegetal de composición cercana al sebum humano que permite múltiples aplicaciones cosméticas, como hidratante de rostro, protector de la piel UV, antienvejecimiento y muy importante, regula la producción sebácea sobre la piel en el caso de tener la piel grasa.

Karité

Se trata de una mantequilla vegetal muy hidratante para pieles y cabellos realmente secos, así que la podemos usar como crema hidratante o mascarilla hidratante para el pelo.

Aceite de rosa mosqueta

Se trata de un aceite antienvejecimiento, así como un gran aliado a la hora de borrar cicatrices. Se utiliza como hidratante de rostro o contorno de ojos y masajeando una pequeña cantidad diariamente sobre cicatrices las atenúa visiblemente.

Aceite de ricino

Este aceite en su uso cosmético refuerza el crecimiento de uñas y pestañas, tan solo hay que masajear y dejar actuar durante la noche.

Introducción a la cosmética natural y sus productos

1-2productos

Para cuidar nuestra piel, cabello, uñas… podemos utilizar un gran abanico de productos naturales que nos aportan más activos que los productos convencionales, como ya hemos visto anteriormente, ya que éstos no contienen ingredientes innecesarios ni que disuelvan sus activos. Vitaminas y antioxidantes se encuentran en una proporción más elevada en los productos naturales puros y por lo tanto son más eficaces que los cosméticos convencionales.

A continuación, os voy a dar una lista básica de los productos más utilizados y versátiles de la cosmética slow, recordad, hay que utilizar productos de buena calidad, que sean naturales al 100% y bios, no dudéis en consultar con los dependientes los productos que necesitéis, ellos os podrán guiar hasta que conozcáis los productos y marcas que os convienen.

Conozcamos los productos básicos necesarios para un cuidado más natural

Los aceites vegetales, la extracción en frio de ciertas plantas oleaginosas o bien los macerados de flores, nos traen aceites muy hidratantes que pueden ser utilizados ya sean para hidratar la piel, cabellos, fortalecer uñas, atenuar arrugas y cicatrices, evitar morados, etc.

Uno de los más conocidos sería el de almendras dulces por su acción hidratante y suave con la piel del cuerpo, es un aceite recomendado para la piel del bebé. Por su efecto comedón, es decir, que puede sellar los poros de la piel, se desaconseja su uso en la piel del rostro y zonas sensibles con propension acneica, ya que podría propiciar la aparición de granitos. El aceite de argán es también muy conocido por su alto contenido en vitaminas y antioxidantes haciendo de él un aceite perfecto anti envejecimiento. El aceite de coco es muy eficaz para hidratar el cabello usado como mascarilla antes del champú y el aceite de ricino masajeado en las uñas las fortalece día a día. Otro aceite a guardar en el botiquín es el de árnica, el cual es un macerado de flores que tienen una acción directa sobre hinchazones, muy eficaz al darnos un golpe si queremos evitar inflamación y morados.

Los aceites esenciales, se trata de un producto completamente distinto de los aceites vegetales ya que no contienen cuerpos grasos ni vitaminas, los aceites esenciales son la destilación de ciertas partes de plantas aromáticas donde se acumulan sustancias relacionadas con el sistema inmunitario de la planta. Se trata de un producto liquido donde encontramos moléculas aromáticas concentradas al 100%. Los aceites esenciales se utilizan como activos cosméticos y se suelen añadir a los aceites vegetales o demás productos para darles valores añadidos (en una concentración de un 1% ya que se trata de productos muy concentrados). La mayoría de ellos deben diluirse en su utilización cosmética, aunque algunos de ellos como producto de auxilio puede incorporarse puro sobre la piel (1 o 2 gotas y no todos ellos). Dentro de la misma categoría podemos encontrar las esencias, se trata de los extractos que provienen de los cítricos, utilizados mayormente para mejorar los estados de ánimos y afrontar miedos y perdidas.

Uno de los aceites esenciales más conocidos es el de lavanda, se utiliza en cosmética para calmar la piel y como cicatrizante. Se puede utilizar como relajante antes de acostarse poniendo una gota en la almohada. Dentro de sus innumerables usos, en época de piojos podemos poner una gota detrás de cada oreja de los niños para evitar contagios. Es uno de los aceites esenciales más polivalentes del mercado. Para tratamientos más centrados en el acné se pueden usar aceites esenciales como el tea tree y la palmarosa, de un gran poder antiséptico. Un gran aliado del pelo es el aceite esencial de Ylang Ylang y como aceite esencial para activar las defensas naturales podríamos hablar del ravintsara. Un largo listado de aceites que iremos descubriendo poco a poco.

Los hidrolatos, al destilar los aceites esenciales, se crea un vapor de agua con parte de las propiedades de la planta aromática destilada, que se termina condensando en una agua perfumada a la que podemos darle varios usos. Su principal uso es el de tónico, después de haber realizado la limpieza del rostro, impregnamos un algodón o esponja de varios usos con el hidrolato y la pasamos suavemente por la cara para eliminar impurezas y preparar la piel para el siguiente cuidado, ya sea crema, sérum o aceite. También se usan en recetas cosméticas que convencionalmente necesitarían agua para darle un valor añadido. Hidrolatos podemos encontrar varios, el de lavanda, el de geranium, muy valioso por su acción astringente en pieles jóvenes con tendencia acnéica, de rosa para pieles maduras, de menta para la fabricación de pasta de dientes…

Gel de Aloe Vera, se trata de un producto muy versátil, lo podéis utilizar como hidrante de cuerpo y rostro, ya que no es comedón, lo podéis mezclar a un aceite para emulsionarle y así darle una textura de crema, se puede utilizar para calmar la piel después de una larga exposición al sol, para la zona del pañal como hidrante en niños y bebés, como mascarilla para el pelo, como gel de peinado…

Con tan solo estos productos de base podemos hacer diversos usos, cuidados para el rostro, hidratantes de cuerpo, exfoliantes, mascarillas capilares, pasta de dientes, desodorantes…. ¡Seguid el blog para más recetas y detalles!

Los riesgos de la cosmética convencional

El mundo de la cosmética y el culto al cuerpo se ha convertido en nuestro mejor enemigo. Bombardeos publicitarios constantes, objetivos utópicos sobr1-1introe cuerpos y piel 10 nos ha llevado a utilizar productos innecesarios. Hoy en día la industria de la cosmética representa un mercado enorme y se encuentra presente en todos los países emergentes. Las firmas cosméticas luchan entre ellas por conseguir productos e ingredientes innovadores procedentes de laboratorios con un solo slogan: consumid.

Ante tal escenario, ha surgido un movimiento (la cosmética slow) que aboga por un consumo de la cosmética de una forma bien distinta, sobre las bases de un consumo de menos productos que no sean tóxicos ni contaminantes, sino que sean naturales y con una concentración de activos muy superior a los productos convencionales.

La cosmética convencional

En las formulas convencionales encontramos tales ingredientes como agua (que diluye los demás ingredientes activos del producto) ingredientes sintéticos y químicos, algunos de ellos señalados por sus impactos negativos sobre nuestra salud y nuestro entorno con los cuales no solo ponemos en contacto nuestra piel o pelo como petróleos, plásticos y otros derivados, sino que además los introducimos en la naturaleza à través de los desagües : jabón, champú, algodones… todos ellos contaminan nuestro medio ambiente.

Como conocer la formulación de un producto

En el listado de ingredientes de los productos cosméticos, tenemos que tener en cuenta que los 5-6 primeros productos forman entre el 70-80 por ciento del producto, con ello podemos conocer los principales ingredientes activos de cada formula.

Todas las cremas convencionales contienen (generalmente):

-Agua

-Aceite mineral o silicona para texturizar la formula

-Emulsionantes para mezclar agua y aceite

-Activos del producto

-Conservantes

-Perfumes sintéticos o fragancias

-Colorantes

Identificar los ingredientes peligrosos

La cosmética convencional utiliza sustancias mayormente sintéticas derivadas de la industria de la petroquímica.  No se trata de sustancias toxicas a corto plazo, pero su impacto medioambiental y recientes estudios hacen de ellas sustancias polémicas. A continuación, un listado de las más comunes que podemos encontrar en cremas, jabones, champú…

-Aceites Minerales tales como la parafina o el petrolatum, son materias inertes destiladas del petróleo que no aportan ningún beneficio cosmético y que contaminan el medioambiente.

-Alcoholes conocidos como methlpropyl, haxadecanol, alcool cetylique o stearylique… sirven simplemente como emulsionantes de la formula, no aportan ningún beneficio cosmético, son irritantes y contaminan.

-Siliconas como dimethicone, cyclohexasiloxane…sirven para que el producto «resbale» sobre la piel o el cabello, se trata simplemente de materias plásticas muy contaminantes que se encuentran sobretodo presente en el champú y el acondicionador y que, por consiguiente, se mezclan con los ecosistemas a través de los desagües, todo ello sin aportar ningún beneficio sobre nuestra piel o cabello.

-Polímeros, tales como el PEG dan una textura suave al producto, mayormente en el maquillaje. No son tóxicos para la piel, pero durante el proceso de creación a través de procesos químicos destilan un gas nocivo para el hombre y el planeta.

-Conservantes, sobre ellos se achacan problemas relacionados con alérgenos, canceres, mutaciones de genes… su presencia es imprescindible para la conservación de la formula frente a las bacterias y sus denominaciones más comunes son los paraben, EDTA y Quats.

-SLS son les ingredientes que permiten que por ejemplo los jabones y champús emulsionen al frotarlos.  Son sustancias agresivas y desecantes para la piel.

-Sales de aluminio, son utilizados como agentes antitranspirantes en ciertos desodorantes. Se trata de sustancias polémicas ya que estudios recientes hablan de un impacto sobre el sistema nervioso y endocrino.

-Perfumes no naturales, se trata de productos mayormente alergénicos y de fabricación sintética.

-Colorantes, no son nocivos generalmente para nuestro organismo excepto aquellos que son químicos y que están implicados en reacciones alérgicas.

Los activos presentes en la cosmética convencional

Podemos encontrar activos cosméticos naturales presentes en las fórmulas de los productos que encontramos en el mercado convencionales o bien sintéticos provenientes de la biotecnología. Se trata de activos que se encuentran en mayor o menor concentración en el producto (dependiendo de su posición en la lista de ingredientes)

Ante tal información, la cosmética slow apuesta por la utilización de productos naturales y biológicos, los cuales aportan un 100% de activos naturales para nuestra piel, cabello y organismo. El aceite de mosqueta al 100% nos aporta vitaminas y ácidos grasos esenciales y además no se encuentra diluido en cremas llenas de ingredientes plásticos y derivados de la petroquímica o bien rebajados con agua que hacen disminuir el valor añadido de sus propiedades. De ahí el interés de poder introduciros poco a poco en el mundo de la cosmética bio slow y con unas bases básicas para un mejor cuidado de vuestra piel y cabello y además positivo para el medio ambiente.